Experiencia de una sesión

“No sabía con lo que me iba a encontrar cuando me puse en manos de estas dos mujeres sabias y amorosas, y resulta que me encontré conmigo misma.
El ambiente era íntimo y cálido, y ellas se movían por el espacio con suavidad, como para no espantar los secretos de mi alma. La naturalidad con la que hablan, el cariño y la comprensión con la que te miran antes incluso de que hayas empezado a expresarte, crean las condiciones idóneas para sentirte a salvo. En seguida sentí que si allí, con ellas, no era capaz de deshacer la madeja de mi angustia, no lo conseguiría en ningún otro lugar.
La seguridad con la que ellas te miran directamente a los ojos de tu zozobra te hace saber que van a acabar con ella, y vuelves a respirar.
Sin ninguna solemnidad se sentaron en torno a mí y empezaron a hacer las preguntas precisas: Primero generales, para hacerse una idea amplia de la situación (¿Qué pasa?), luego cada vez más específicas (¿Y eso cómo te hace sentir? ¿Cómo te gustaría que fueran las cosas?)
Mientras ella va garabateando palabras en un papel, formando esquemas de la situación para luego explicarte a ti los ingredientes que componen el cóctel de lo que te ocurre y que tú sola no sabes desentrañar, puntualiza con acierto, apostilla con inteligencia y te mira con tanta empatía que sientes cómo comparte contigo el peso de tus emociones.
Agarran lo que te ocurre, lo diseccionan en sus distintos componentes de tal forma que el nudo se deshace y te lo explican con tanta claridad que tus tormentos dejan de tener cabida. Sólo pueden ir marchándose a golpe de entendimiento.
Una vez descifrada la situación, vislumbrada la salida, llega el momento de que ellas, estudiosas del alma humana, te ayuden a comprender qué hay dentro de ti, conviviendo contigo desde tiempo inmemorial y que te ha hecho llegar al punto en el que estás. Son las ideas que, consciente o inconscientemente, tienes de ti misma. Y entonces, como si de un sortilegio se tratara, te sitúan de pie en el centro de un círculo imaginario y te hacen escribir en papeles de colores que vas colocando en torno a ti la opinión que tienes de tu personalidad en los distintos ámbitos de la vida: la amistad, el amor, tu cuerpo, el trabajo, el sexo… y entonces descubres que tienes ideas positivas sobre ti misma, pero lo más importante: se desenmascaran todas las ideas negativas y paralizantes que no te atrevías a mirar a la cara, pero que están incrustadas en lo más hondo de tu ser y te impiden avanzar.
Y entonces llega la mejor parte, el colofón a tanto descubrimiento.

imageUna vez que has comprendido lo que te has hecho a ti misma repitiéndote mentiras sobre ti que quizás otros te han hecho creer o que tú misma has construido, ocurre algo extraordinario: te colocan ante un espejo para que puedas hablarte a los ojos, pedirte perdón por el daño que te has causado sin darte cuenta y encontrarte con la persona única y maravillosa que somos todos. Ese experimento te permite algo sorprendente: conectar con la fuerza que en el fondo tienes para salir adelante en medio de cualquier situación, por adversa que sea.
La experiencia es tan intensa que te transforma, y cuando cierras las puerta tras de ti, y sales al exterior, donde ya no están quienes han sabido como nadie acompañarte en el conocimiento de los entresijos de tu alma, sientes que has sido sometida a un proceso sanador cuya mera evocación a partir de ahora va a espantar cualquier pesar.
Gracias, gracias, gracias por tanta generosidad.”

Anónimo

Si quieres conocer los beneficios del coaching personal y la terapia, los profesionales de Alonso Project te pueden ayudar a que gestiones las situaciones que te generan un conflicto interno y que aún no has podido resolver.

foto contacto

Anuncios