¿Somos lo que pensamos o somos lo que sentimos?

Nuestro cerebro se va desarrollando a través de los años. Con las vivencias y las emociones que van generando cada nueva experiencia se va creando una red de circuitos neuronales que nos hacen reaccionar de una forma o de otra…..y lo que repetimos una y otra vez acaba formando parte de nuestro comportamiento inconsciente.

Los últimos descubrimientos científicos han demostrado que el cerebro sigue regenerando neuronas y por tanto es plástico, permite generar nuevos circuitos de conexión entre ambos hemisferios…y os preguntareis ¿para qué sirve ésto?
Pues sirve para demostrar algo importantísimo….

que todos podemos cambiar en cualquier época de nuestra vida, a cualquier edad.

Saber como funcionamos a nivel inconsciente nos da pautas para empezar a ejecutar nuevos actos, esos actos a fuerza de repetirse se convierten en hábitos que acaban generando nuevas redes de comunicación entre los dos hemisferios.

image

Ante la pregunta de si somos lo que sentimos o lo que pensamos?…yo siempre he defendido que somos lo primero porque lo que sentimos nos conecta con nuestra esencia, con nuestro yo más oculto. Pero la realidad es que si no conectamos lo que sentimos con lo que pensamos, es decir si no somos capaces de racionalizar nuestras emociones y sacar un aprendizaje….viviríamos permanente en una montaña rusa emocional.

Por el contrario, las personas que viven ancladas en la razón y el pensamiento, bloqueando sus emociones, acaban negándose la posibilidad de sentir y la emoción es el motor más potente que tenemos para llevar a cabo acciones. Negarnos a sentir nos convierte en máquinas de procesar información, negarnos a sentir es de alguna forma negar nuestra humanidad.

Sabiendo que nada es bueno ni malo, porque al final todo depende de nuestra percepción del mundo…me atrevo a decir que somos lo que pensamos y que somos lo que sentimos, porque de nuestra capacidad para gestionar nuestras emociones y convertirlas en razón…depende nuestro bienestar como personas. Y de nuestra capacidad para razonar y permitirnos sentir depende nuestra empatía y como nos relacionamos con el otro y con nosotros mismos.

Somos razón y sentimiento….y no nos podemos negar ninguno de nuestras bases estructurales, pero si podemos potenciar aquello que tenemos menos desarrollado para vivir con más plenitud y seguir creciendo através de la experiencia.

Si quieres conocer los beneficios de una buena Gestión Emocional, en Alonso Project un equipo de coachs y terapeutas pueden darte las herramientas y los recursos que necesitas para aprender a gestionar esas situaciones que no te permiten disfrutar de un vida plena y satisfactoria.

foto contacto

 

 

Anuncios