Cambiar un hábito

Como cada nuevo año, los primeros días nos traen ánimos para cambiar viejos hábitos por otros más saludables. Pero… ¿cuánto nos dura la euforia?
Lo primero es saber qué es un hábito:

Es un comportamiento que se repite con una cierta regularidad y que se desarrolla sin que la persona tenga que razonar.

Por tanto, sería cuestión de sustituir ciertos comportamientos por otros más saludables. “Este año me pongo a correr”, “Esta vez sí que sí, dejo de fumar”, “Después de las fiestas me pongo a dieta” y tantas otras más que se han paseado por nuestra voluntad.

Vaya tela, la cantidad de buenas intenciones que se lleva el viento. Vale más una pequeña acción que un gran intento, por eso os dejo unas pautas para consolidar nuevos hábitos en vuestras vidas y que el sol salga por Antequera, ya me entendéis…

Lo segundo es tener claro que hay algo, más bien una conducta que nos causa problemas y queremos cambiarla.
Por eso, es importante primero diagnosticar el mal hábito, y pensar cómo puedes reemplazarlo con algo que te permita alcanzar la misma recompensa. Insisto en reemplazar y no en eliminar, porque manteniendo viva a la recompensa y poder “disfrutarla”, es lo que nos ayudará a aceptar la nueva rutina, y a mantenernos felices y sanos emocionalmente.

Y ya metidos en faena, lo tercero es preparar una estrategia encaminada  a modificar esa conducta que nos está causando problemas.

image

image

El tiempo que se toma es de tres semanas a un mes, durante el cual estaremos observando nuestra conducta externa e interna. Un período de tiempo menor no nos daría una información lo suficientemente precisa como para saber exactamente qué nos ocurre y podríamos incurrir en sacar conclusiones precipitadas sobre la causa de nuestro de nuestro problema. Esto nos llevaría a intentar modificar nuestra conducta de forma errónea o a continuar en la misma línea que seguíamos hasta ahora. Nos darían una sensación de frustración y de irremediabilidad respecto a nuestro problema.

Este es un proceso, y como todo, se requiere de

image

y una buena frecuencia, además de desarrollar soportes emocionales y mentales que acompañen esta transformación. Después de estas pautas sólo queda ponerse en marcha además de introducir estos nuevos valores en tu vida como claves para el éxito.

Recuerda:
Si siembras una actitud positiva o negativa, obtendrás una acción positiva o negativa

Si siembras una acción positiva o negativa, obtendrás un hábito positivo o negativo

Si siembras un hábito positivo o negativo, construirás un carácter positivo o negativo

image

Si construyes un carácter positivo o negativo, esto te llevará a tu destino

Si no te gusta tu destino cambia la actitud

Si sientes que hay cosas en tu vida que necesitas cambiar, si quieres enfrentarte a retos  y crees que necesitas herramientas para lograr tus objetivos, en Alonso Project podemos ayudarte a que consigas tus propósitos. Con nuestras sesiones personalizadas exploraremos los motivos que te impiden avanzar y descubrirás los recursos que hay en tí para alcanzar cualquier objetivo que te propongas.

foto contacto.

Anuncios