El amor y la física cuántica

Hace unos meses todos los compañeros hicimos un juego intentando definir el AMOR….¿un sentimiento, una emoción, un estado? Recogimos todo tipo de opiniones y a día de hoy tengo que confesar que no nos hemos puesto de acuerdo.

El caso es que hoy he tropezado con el documental de un geólogo y diseñador de sistemas espaciales americano, Gregg Braden, que habla sobre la relación entre la física cuántica y el amor, entendiendo el amor como emoción universal.

Cuenta que las emociones nos conectan con el resto del mundo y con nosotros mismos, sin importar el tiempo ni el lugar. En el post Conecting People ya hablábamos de ésto.
Que el sentimiento es el lenguaje de comunicación universal y lo explica con datos empíricos.

En los años 90 científicos americanos descubrieron que si aislaban el adn de una persona y la estimulaban para que sintiera diversas emociones, no solo su cuerpo reaccionaba de forma diferente a nivel molecular cuando sentia amor, si no que su trocito de adn reaccionaba en tiempo real igual que si estuviera dentro del cuerpo, incluso a cientos de kilómetros de distancia.

Otros experimentos posteriores han demostrado que el agua cristaliza de forma diferente si se irradian sentimientos de amor a su alrededor, que el arroz en agua se pudre si le hablamos con violencia y sin embargo germina si le hablamos con cariño.

Nada de ésto es casualidad, no es una cuestión de fe, de creer o no creer…..es una cuestión de sentir. Cuando conseguimos sentir serenidad en situaciones caóticas o estresantes, cambiamos el estado general de lo que nos rodea, se produce un cambio interno y externo de las situaciones que nos provocan ese conflicto.

image

Los primeros filósofos decían que solo había dos emociones básicas, el amor y su contrario….todo lo demás son sentimientos.
Si es verdad que la emoción del amor y todos sus sentimientos asociados, la compasión, la compresión, la serenidad, la gratitud consiguen cambios físicos en nuestro cuerpo y en el estado emocional de todo lo que nos rodea….¿qué necesitamos para ponerlo en práctica?

Intenta experimentarlo por tí mismo, siente ese sentimiento de amor, da igual que sea evocando una situación, escuchando una canción, pensando en una persona o rezando a un Dios, lo importante es sentirlo….observa los resultados y si algo cambia disfrútalo.

Gracias por leer este post y dar la oportunidad de abrir una ventana a otras formas de pensar y sentir.

foto contacto

Anuncios