Soledad buscada

¿Para qué sirve estar solo?

Para buscarse, para perderse, para encontrarse.

La soledad buscada es un estado de plenitud, que por curioso que parezca, ayuda a tener más relaciones sociales y sobre todo más auténticas y de mayor calidad.

Ya hablamos sobre el miedo al abandono en “Empezar un capítulo nuevo”, una dolencia emocional que genera dependencias de personas que no nos quieren bien. Que nos atan a relaciones que nos pueden perjudicar y que nos alejan de nosotros mismos.

Pues la soledad es una oportunidad para bajar, bucear en nosotros, para visitar nuestro lado oscuro y después de darnos un paseo volver reforzado. Saber lo que somos, sin el halago de los demás, despojarnos del ego que nos hace creer más de lo que somos y a la vez conseguir valorarnos más por no necesitar del beneplácito del otro.

Nos hace ser valientes, confiar en nuestra capacidad para resurgir, nos da criterio para elegir con quien compartir nuestro tiempo cuando no queremos estar solos.

Cuando uno aprende a estar solo aprende a quererse, a aceptar sus defectos y desde ese punto aceptar los defectos del otro.

Cuando uno se rodea de personas elegidas desde la libertad y no desde la necesidad….el mundo se abre y siempre hay gente dispuesta ayudarte cuando lo necesitas.

image

foto contacto

Anuncios