Emocióname, emociónate

Como profesionales de la gestión emocional, el equipo de Alonso Project nos hemos ido a ver la película de la que todo el mundo habla, “Del Revés”. Es un paso importante que se hagan películas sobre emociones o cualquier otro tema que permita a niños y adultos entender cómo funcionamos a nivel psicológico de una forma fácil y divertida.
Han conseguido explicar algo muy complejo, que las emociones son un motor que nos mueve a la acción y sobre todo que no hay emociones ni positivas ni negativas, todas tienen una función adaptativa para hacernos sobrevivir como especie. El miedo nos protege del peligro, el asco nos ayuda a elegir, la ira nos da la energía suficiente para defendernos ante un ataque, la alegría nos da motivos para vivir y la denostada tristeza funciona como un reajuste para cerrar aquello que nos duele y nos ayuda a superar las pérdidas.

image

Aunque les falta un paso más para que los niños puedan entender todos los matices y no sea solo una película de aventuras, consiguen tocar por encima conceptos complicados como la memoria a largo plazo, el inconsciente, los valores y las creencias que conforman nuestra identidad como persona y el proceso de abstracción para generar un concepto.
Esperábamos algo más de inteligencia emocional, para que tanto adultos como niños aprendieran la importancia de saber gestionar algo que en principio es necesario para nuestra supervivencia pero que mal gestionado puede provocarnos problemas de comunicación y sufrir más de la cuenta.

image
Luis Alemany crítico de cine en el periódico EL MUNDO, nos recordaba la serie de dibujos “La vida es así” mítica para los que fuimos niños en los 80. Así que nos hemos puesto manos a la obra o mejor dicho dedos al youtube y después de revisar el capítulo que correponde al cerebro, creemos que su visionado antes de ver la película de Disney puede ser interesante para que los niños puedan entender conceptos básicos como los mecanismos de aprendizaje, el papel de los neurotransmisores y sorprenderse con un montón de datos curiosos (por cierto de la sorpresa otra de las emociones básicas no aparece en Inside Out).

En la serie de “La vida es así” no habla de emociones propiamente dichas, aunque el niño puede entender que los mecanismos básicos de miedo, defensa y ataque se sitúan en la amígdala y que gracias a la acción del neocortex, podemos valorar y medir la respuesta que damos a nuestros instintos más primitivos.
Así que aquí os dejamos el enlace para que lo visioneis con los niños.

foto contacto

Anuncios