Un cerebro feliz


La FELICIDAD podría definirse como un estado de placidez de bienestar con uno mismo y con lo que nos rodea, que se siente cuando una persona es coherente con lo que siente, piensa y hace.

Tiene que ver con la alegría porque sus demostraciones faciales y corporales son similares pero perdura mucho más en el tiempo que una emoción. Muchos piensan que la felicidad depende de cosas externas a nosotros, pero empieza a demostrarse científicamente que depende mucho más de la salud de nuestro cerebro que de lo que nos pasa, de sus niveles de serotonina y dopamina. Esos neurotransmisores que ahora tratan de vendernos en forma de pastillas para que afrontemos el día con optimismo.

imageLa capacidad para experimentar placer está muy relacionada con la felicidad, de hecho se ha comprobado que las personas que tienen escasa reacción a los estímulos placenteros, tienen unos niveles bajos de dopamina, uno de los neurotransmisores más importantes del cerebro.
La neurociencia está demostrando que la plasticidad de nuestros cerebros puede orientarse también a la felicidad de forma natural cambiando algunos de nuestros hábitos.
Los neurocientíficos nos propone estos 10 trucos para hacer de nuestro cerebro un órgano más feliz:

1.GENERA DOPAMINA DE FORMA NATURAL
La dopamina es un neurotransmisor esencial en el sistema de recompensa. para generarla hay que vivir con optimismo, divertirse y disfrutar. Además mejora las funciones de aprendizaje, memoria, creatividad y toma de dicisiones.
¿Y cómo se puede generar dopamina de forma natural? Pues haciendo diariamente deporte, especialmente ejercícios aeróbicos, comiendo algunos alimentos como el chocolate y el plátano y siendo generoso y altruista con los demás.

2. TIENES DERECHO A SER FELIZ
La felicidad es un derecho irrenunciable de todo ser humano, así que el primero que tiene que permitirse disfrutar de la vida eres tú. El placer no está reñido con otras virtudes como la responsabilidad.

image
3. CONSUME TU ENERGÍA CEREBRAL EN COSAS QUE VALGAN LA PENA
El cerebro utiliza un 20% de la energía total del organismo. Cada vez que nos enfadamos por un atasco, por ejemplo, le estamos quitando energía para disfrutar de cosas placenteras. Resérvala para la cosas importantes porque en el cerebro todo suma…y también resta.
4. DISFRUTA DE PEQUEÑAS RECOMPENSAS
La privación de pequeños disfrutes implica frustración y sobre todo culpa, uno de los sentimientos que provocan mayor derroche de energía cerebral. Así que si te premias con pequeñas recompensas o estímulos agradables para los sentidos, tu cerebro lo agradecerá.

image
5. SER OPTIMISTA ES SALUDABLE
El pesimismo es tremendamente dañino para el cerebro, al focalizar la atención en lo negativo refuerzan los neurocircuitos asociados. Si por el contrario centras tu atención en las cosas positivas y agradables de tu vida generarás endorfinas. Está demostrado que las personas positivas tienen mejor salud porque aumentan sus defensas.
6. APRENDE A GESTIONAR LO QUE NO PUEDES CONTROLAR
Hay muchas cosas que no dependen solo de tí y que no puedes controlar pero que pueden influir en tu estado de ánimo, como las relaciones que estableces con los demás y las decisiones que tomas.
Aunque sean hechos importantes la victimización siempre es el peor camino, pues el pensamiento negativo afecta al sistema nervioso y reduce las defensas del organismo.
Si no puedes cambiar una situación, intenta mejorarla y si tampoco funciona, acéptala como un aprendizaje de vida para que no te afecte más de la cuenta.

image

7. MANTÉN UNA VIDA SOCIAL ACTIVA
Muchas investigaciones han demostrado que las relaciones sociales inmunizan y posibilitan el desarrollo de las capacidades cerebrales gracias a la variedad y riqueza de información que se incorpora a las redes neuronales.
8. HUYE DE LAS RELACIONES TÓXICAS Y BUSCA RELACIONES PERSONALES QUE TE BENEFICIEN
La neurociencia ha descubierto que el malestar emocional provocado por el rechazo de los demás “duele” en el cerebro, ya que activa las mismas regiones que el dolor físico.
También se ha observado que un sistema de fibras nerviosas de la piel responde a las caricias reduciendo la actividad de los nervios que transportan la sensación de dolor y que sentimientos como el amor son más efectivos que un analgésico.

image
9. SE AMABLE Y SOLIDARIO CON LOS DEMÁS
Una investigación de la UCLA revela que las áreas vinculadas con la recompensa se activan cuando ayudamos y somos amables con los que nos rodean y paralelamente se reducen cuando no lo hacemos.

10. CONVIERTE LA FELICIDAD EN UNO DE TUS OBJETIVOS PRIORITARIOS
Si sientes que no eres feliz, analiza el por qué y que cosas necesitas o quieres cambiar de ti mismo para conseguirlo. Lo importante es lograr una percepción inteligente sobre uno mismo y trabajar en pos de la felicidad.

Intenta incorporar estos trucos a tu vida y si te cuesta cambiar alguno de estos aspectos, prueba a ponerte en manos de un profesional, en Alonso Project disponemos de un gabinete de psicoterapeutas que pueden guiarte en tu particular búsqueda de la FELICIDAD.

foto contacto

Anuncios