Deporte y cerebro

¿Cuántos de los que estáis leyendo este post se había propuesto hacer deporte este año y aún no ha empezado? Todo el mundo sabe los beneficios que tiene para el organismo, se adelgaza, se mejora la masa muscular, acelera el metabolismo y la consiguiente quema de grasas.
Pero además de la parte física el deporte tiene una influencia directa en nuestro cerebro a corto y a largo plazo.
Una de las primeras cosas que preguntamos a las personas que están pasando por una situación difícil, es ¿qué comes, cómo duermes y cuánto ejercicio haces? La razón es bien sencilla, muchos de los malestares psíquicos están vinculados directamente a estos factores físicos. Estudios recientes de la Universidad de California han demostrado que la ausencia de ejercicio está ligada a trastornos emocionales como la depresión y que hacer deporte de forma continuada puede prevenir enfermedades degenerativas como el alzheimer o el parkinson.

IMG_3510

El deporte nos hace liberar toxinas, favorece la oxigenación cerebral y eso mejora los procesos cognitivos. Nos obliga a concentrarnos en el cuerpo, igual que en algunos tipos de meditación, nos centra en el “aquí y ahora”.
Es un escudo para nuestro cerebro y un estimulador para el aprendizaje y la memoria. Según el neurólogo Fernando Lopez Pinilla cuando empezamos a hacer ejercicio, automáticamente se generan sustancias químicas en el cerebro, entre ellas la proteína BDNF que actúa como un neurotransmisor favoreciendo la conexión entre las neuronas, la plasticidad del cerebro y su capacidad para adaptarse al entorno, aprender y memorizar.

También generamos endorfinas, la llamada hormona de la felicidad, esa es la razón por la que muchos deportistas dicen que “engancha”. Si eres constante el cuerpo se acostumbra a su dosis diaria y necesitarás moverte diariamente como necesitas respirar o comer.

FullSizeRender

Pero además de todo ésto, existen otros beneficios a largo plazo. Los neurocientíficos como David Costa de la Universidad de Barcelona hablan de la “reserva cognitiva”, todos los hábitos saludables que tenemos a lo largo de nuestra vida son como un banco donde depositamos nuestros ahorros, a medida que envejecemos o surge una lesión nuestro organismo tira de esas reservas para mantener en funcionamiento el cerebro y regenerar las conexiones neuronales dañadas y el deporte es un plus para generar esa reserva.

 

Y sabiendo ésto ¿cómo podemos revertir esta tendencia tan humana a la comodidad en actividad?

Cartel deporte 2

Al final el cómo nos enfrentamos a nuestros objetivos de llevar una vida saludable nos dice cómo nos enfrentamos a otros muchos retos cotidianos, laborales, personales o familiares. Si has intentado muchas veces cambiar aspectos concretos de tu vida, mejorar tu salud o tus relaciones personales y no terminas de conseguirlo porque te falta motivación o constancia, en Alonso Project podemos ayudarte a encontrar la causa que hace que tú mismo te boicotees o que abandones un propósito antes de conseguir tu objetivo.

foto contacto

 

 

Anuncios