Atravesar paredes no es una opción

A diario en nuestra vida nos empeñamos en querer atravesar paredes o grandes muros, ¿cómo? ¿Que tú no? ¿Estás seguro?
¿Has sentido alguna vez la sensación de estar perdiendo el tiempo con algo o con alguien o manteniendo una situación que no te lleva a ningún lugar?
¿Cuánto tiempo y energía malgastas intentando cambiar a los demás? ¿Intentando cambiar situaciones que no dependen de tí?
¿Cuán agotado/a te sientes cuando llevas años intentando cambiar tu vida y lo único que haces es permanecer inmóvil?

foto arantxa 1
Al igual que no insistirías en atravesar las paredes de tu casa por el centro, no deberías empeñarte que las cosas fueran como tú quieres que sean, quizá es el momento de gestionar tus expectativas, ver qué esperas de la vida y de los demás y ver que estás poniendo tú en esa ecuación para que ello sea posible y se cumpla. Revisar qué creencias hay en tí y en tu vida que te hacen pensar que eso deba ser de una manera u otra o que las personas de tu alrededor deben actuar o responder de una manera determinada.
Además de todo lo anterior, está cómo gestionamos el factor sorpresa, aquellas cosas que de vez en cuando nos pone la vida delante para ponernos a prueba: una enfermedad, la muerte de un familiar, una situación económica inesperada…
A lo largo de la vida vamos acumulando aprendizajes, creencias, que adquirimos en gran parte en nuestra infancia y que nos llegan como una herencia adquirida a través de nuestros padres, amigos, profesores, la sociedad o la televisión… Creencias que hacemos nuestras y sobre las que establecemos quién queremos ser y qué queremos en la vida. Muchas veces un sueño “Disney” que casi nunca se cumple…Así de este modo llegamos a la adultez esperando nuestro príncipe/sa azul, nuestro trabajo bien remunerado que corresponde a las varias carreras y títulos que acumulamos, nuestras medidas y cuerpos de infarto, nuestra casita en el monte o la playa, etc… Expectativas que nada tienen que ver con la realidad y que lo que único que han hecho es impedir que veamos las miles de oportunidades que se ofrecen a nuestro alrededor a cada minuto de nuestra vida.

Foto arantxa3
Aferrarnos a estas creencias y expectativas nos impide ver las múltiples opciones que nos ofrece la vida a diario, nos impiden ver las muchísimas puertas que hay por abrir en esas paredes y muros. A tan solo unos pocos metros de donde te estás dando cabezazos una y otra vez contra esas paredes que sólo tú has levantado hay una puerta esperando que tomes otro camino, otra dirección en tu vida. Son las puertas del cambio, aquellas que te llevarán a una vida plena en la que podrás alcanzar todo lo que tú te propongas, siempre que estés dispuesto a asumir este reto (CAMBIAR TU VIDA), dejar atrás antiguas creencias y desprenderte de aquello que no te lleva a ningún lugar, incluso sacar de tu vida aquellas personas que ya no te aportan nada o a colocarlas en el lugar que les corresponda en tu escala de prioridades.

Tú decides, nosotros podemos guiarte en el camino hacia el descubrimiento de esas puertas, podemos ayudarte a encontrar la fuerza que necesitas para cambiar tu vida y entregarte las herramientas para construir un nuevo camino. Porque nosotros somos coachs, somos tus guías, pero nada de esto será posible si tú no te pones a ello.

IMG_2429

 

Anuncios