Lo siento, perdóname, te amo, gracias

Hay palabras que tienen el poder de transformarnos solo con pronunciarlas, que cambian nuestra energía y nuestro estado de ánimo y la mayoría de las veces sin apenas darnos cuenta.
En post “La vida oculta de las palabras” contábamos la fuerza que tiene en nosotros a nivel inconsciente cada cosa que decimos y es que algunas palabras funcionan como un anclaje, es decir nos conectan con sucesos del pasado a un nivel inconsciente.

LO SIENTO, PERDÓNAME, TE AMO, GRACIAS son cuatro palabras en las que se fundamenta el Ho’oponopono, una técnica ancestral hawaiana que nació de unas bases espirituales pero que también puede ser usada a nivel racional como una herramienta más dentro de un proceso psicoterapeútico.
Para los que nunca hayan escuchado esta palabreja tan curiosa, consiste básicamente en repetir estas palabras para cambiar nuestra vibración interior y conseguir que el bucle en el que podamos estar metidos, el bloqueo emocional que nos pueda provocar una situación, desaparezcan poco a poco por el cambio que esa palabras generan en nosotros.

no podemos evitar el dolor.jpg

Hay muchas circunstancias en nuestra vida que no podemos cambiar pero cuando decimos que la responsabilidad de nuestras vidas es nuestra asumimos que construimos nuestra realidad en función de las circunstancias que vivimos y de la interpretación que le damos . Esas circunstancias a veces nos pueden hacer daño, un suceso trágico como la muerte de un ser querido nos puede marcar para toda la vida, la clave está en cómo vivimos esa pérdida, cómo vivimos ese dolor.

Los pensamientos que una situación dolorosa genera en nuestra cabeza, que constantemente nos conectan con el sentimiento de pérdida, por ejemplo, es lo que nos provoca el sufrimiento y ahí es donde el ho’oponopono puede ayudarnos.

Si esas situaciones trágicas se viven desde el victimismo, desde el rencor y se alimentan con pensamientos negativos todos los días, es fácil caer en un bucle de energía negativa que nos lleve a pensar que la vida no merece a pena, sin embargo si somos capaces de focalizar en un objetivo de futuro que esté conectado con nosotros, aceptaremos y superaremos la situación y conseguiremos estar por encima de las circunstancias por muy dolorosas que sean. Las circunstancias no cambian pero si podemos cambiar la actitud con la que nos enfrentamos a ellas para aceptarlas y generar un cambio interno en nosotros.

Pero veamos por qué funciona a nivel neurobiológico esta técnica tan sencilla.

Por una parte repetir estas palabras cuando nos sentimos mal, funciona como un MANTRA. Utilizarlo nos ayuda a parar pensamientos recurrentes y reinterpretaciones de sucesos pasados, ayudándonos a gestionar el rencor y el dolor que nos produce en el presente esa situación. Nos ayuda a no reinterpretar nuestra vida, a no imprimirle más emociones negativas añadidas y a colocar esos sucesos desde la paz y el amor, no desde el sufrimiento.

Y por otra parte y ésta es la más importante y beneficiosa, son palabras que llevan impresas, que van asociadas a sentimientos universales, resuenan en nosotros como altavoces inconscientes y son tan potentes que tienen la capacidad de cambiar nuestro estado anímico en segundos si somos capaces de de conectar con su significado.

lo-siento

LO SIENTO nos conecta con la emoción del arrepentimiento, es entender y sentir que no siempre hacemos las cosas en coherencia con nosotros, es una forma de reconocer que a veces nos equivocamos aunque sea sin darnos cuenta, que nuestros actos tienen una repercusión en los demás. Nos ayuda asumir la responsabilidad que tenemos en los conflicto aunque nosotros no los hayamos provocado.

perdoname
PERDÓNAME nos reconcilia con el otro pero lo más importante es que es un acto de perdón también hacia uno mismo por no haber estado a la altura de las circunstancias. Nos damos permiso para aceptarnos con nuestros fallos y con los del otro aunque no entendamos la razón por la que se comportó así.

te-amo
TE AMO es sin duda una de las palabras más intensas, nos conecta con el amor en el sentido más general hacia el otro y hacia nosotros mismos. Nos libera del rencor, de la tristeza o del odio que sentimos. Nos hace entender que todos formamos parte de un todo, que estamos interconectados y que si cambiamos nuestras emociones hacia el otro o hacia la situación…abrimos una vía para mejorar la situación.

gracias
GRACIAS es la aceptación y el reconocimiento de que esa situación o esa persona que nos ha provocado el conflicto ha tenido una función en nuestra vida y nos ha aportado un aprendizaje.

Esta técnica puede aplicarse a cualquier situación o persona, incluso cuando ya no esté presente en nuestra vida. Ya hemos hablado muchas veces de que el cerebro no distingue entre lo real y lo que evocamos. así que cada vez que repetimos las palabras es como si nos limpiáramos por dentro, como si volviéramos a reencontramos con esa persona una y otra vez pero con una actitud diferente. Debilitamos los patrones inconscientes que nos conectan negativamente con la situación y creamos conexiones nuevas en nuestro cerebro que nos permiten ver el conflicto desde la serenidad y la conexión con nosotros mismos.

ejercicio-hooponopono
Atrévete a probarlo, no cuesta nada. Para comprobar los beneficios que tiene no necesitas a nada y a nadie. Busca un sitio tranquilo, ponte una música relajarte si lo necesitas y pruébalo. Y si quieres aprender más cosas sobre esta técnica o necesitas ayuda para abordar un conflicto que ahora mismo te tiene bloqueado/a, ponte en contacto con Alonso Project y un equipo de terapeutas te acompañará en esa resolución para que puedas liberarte de situaciones que te arrastran anímicamente para seguir avanzando en tu vida personal de una forma plena.

contacto efecto

Anuncios