Un consejo

Veo a dos señoras en el tren dándose consejos una a la otra y pienso “Qué bien nos sabemos la teoría, pero qué difícil es llevarlo a la práctica”.
Todos alguna vez le hemos dado un consejo a un amigo/a, familiar o un simple conocido. Le hemos escuchado y le hemos aconsejado lo que en ese momento nosotros pensábamos que era lo mejor para él. Todos sabemos que decir, cuando el problema o el conflicto es del otro: “lo importante es que tú estés bien, haz lo que a ti te gusta, la familia es la que tú creas, es mejor estar a buenas que a malas, por qué no hablas con tal y lo arregláis, cambia de trabajo si no estas a gusto…”

nunca-bases-tus-decisiones

Hace tiempo leí un artículo que explicaba que el mejor coach o terapeuta podría ser sustituido por tu amigo del alma, aquel que te escucha, que pone su hombro para que llores y que te aconseja en los momentos críticos….¡cuántas veces hemos visto clara la solución en el otro y qué difícil es hacer cambios en nuestra vida!

Efectivamente un amigo cumple una función es nuestro bálsamo cuando necesitamos desahogarnos o “ventilar” como decimos nosotros, pero ¿por qué los consejos no nos sirven? Cada vez que dejamos que otro decida por nosotros, por muy buen consejo que nos esté dando, perdemos nuestro poder personal, nuestra capacidad para decidir sobre lo que es mejor para nosotros en un momento concreto y ante una situación determinada.

no-puedes-depender
El consejo de otro filtrado por su realidad y su visión de las cosas, puede ayudarnos a poner distancia pero no siempre nos aclara donde está el nudo, la raíz del problema, que suele estar en nosotros, la situación solo pone en evidencia algo que es necesario trabajar.

Y aquí es donde entra la labor de un terapeuta, también puede ayudarte a que te desahogues pero su función es que des un paso más allá y si quieres empezar a dar zancadas. Porque su trabajo, nuestro trabajo, es que entiendas y que interiorices que es lo que te está frenando, de dónde salen tus miedos a actuar y a decidir, en definitiva, que recuperes tu poder personal, trabajando aquello que te frena y por extensión a muchas situaciones o áreas que van más allá del problema que te afecta en ese momento.

cuando-desconfiamos

Un terapeuta te ayuda a que abras la caja de Pandora, esa caja donde se esconden tus miedos más profundos para que la destapes, la disecciones, la trabajes y descubras que detrás de eso se esconde el auténtico tesoro de tus fortalezas, esas que te acompañarán a lo largo de la vida y que te ayudarán a gestionar momentos críticos como el que estás viviendo y muchos más, porque de ese trabajo terapéutico se produce una transformación interna que nos hace cambiar, reforzarnos y aprender.

el-cambio-es-una-puerta

Con las prisas en las que vivimos inmersos en el día a día es muy difícil pararse a pensar un minuto en cuál sería la solución a nuestros problemas. La respuesta pasa por hacerte consciente de donde estás y cuáles son los miedos que te impiden cambiar esa situación que no te gusta, ver que es lo que te frena, derribar tus creencias y buscar nuevas herramientas para enfrentarte a esa situación en la vida. Lo que ayer creíste como cierto de ti o de el mundo puede que hoy no te sirva. La vida no es una constante, esta llena de cambios y aprendizajes, y tu capacidad de adaptarte a ellos es lo que te permitirá vivir una vida feliz y conectada con lo que quieres.

Y COMO DECÍA LA LETRA DE UNA CANCIÓN
“TE DARÉ UN CONSEJO…NUNCA ACEPTES CONSEJOS DE NADIE”

Si crees que este es tu caso, estás atascado en una situación que no sabes resolver, no dudes en buscar ayuda, los terapeutas de Alonso Project pueden orientarte y sacar de ti todo tu potencial para que puedas vivir una vida plena, con sesiones personalizadas o por skype.

contacto efecto

 

Anuncios