La mujer que se atrevió a verse

“Cuando empecé con la terapia una de mis amigas de toda la vida sentenció muy categórica: Tú es que eres muy valiente. Y yo le quité importancia.
Ella me lo sigue repitiendo pero ahora entiendo a qué se refiere. Es cierto, no he tenido ni tengo miedo a conocerme. ¿Y por qué habría de tenerlo? – pienso. Pero, la verdad, hay que ser valiente para identificar tus patrones de conducta y más todavía para esforzarte en cambiarlos. Hay que ser fuerte para reconocerte en esa miseria pero también en ese potencial. Hay que tener muy claro que quieres ser consciente de lo que estás haciendo con tu vida. Hay que tener verdadera voluntad de trabajar en uno mismo.
Yo no acudí presionada por un hecho concreto que me urgiera resolver. Yo “sólo” quería llegar un poco más a mi interior y ver si aún podía ser una mejor versión de mí misma.

lo contrari a la valentía

No voy a negar que voy hablando maravillas del coaching, que digo en voz alta que voy a terapia y que simplemente me ha cambiado la vida. Que es como si me hubiera limpiado las gafas llenas de arena tras un aire de Levante. O como el gimnasio, que en seguida notas los beneficios.
El coaching me ha hecho ver oportunidades donde antes había un solar ocupado por la ira.
Me ha enseñado que todas las circunstancias, por muy enquistadas que estén, se pueden reconducir. Que todos deberíamos de hacerlo para tomar más conciencia del poder que hay dentro de cada uno y porque todos desarrollamos patrones, y algunos ya no tienen nada que ver con el yo que hoy somos.

Creo que VALIENTES somos todos cuando nos conectamos a nosotros y dejamos que el corazón le gane la batalla a la razón. Cuando el miedo no nos influye para hacer lo que queremos hacer y como lo queremos hacer. Cuando uno duerme muy tranquilo porque se acuesta con la cabeza en la almohada y las riendas de su vida en las manos.”

Rebeca

atrevete a ser valiente

Esta es la experiencia y el proceso de transformación de cambio de una mujer fuerte y valiente que llegó a nosotros porque no encontraba trabajo y tenía la autoestima laboral muy baja.
Esta periodista del mundo audiovisual quería volver a trabajar en la radio y con unas sesiones de coaching laboral consiguió empleo en la empresa que quería. Pero no contenta con eso, decidió continuar con terapia para explorarse y autoconocerse. No tenía ningún problema grave, pero decidió que quería mejorar las relaciones con su entorno, familia, amigos y relaciones con los hombres.
Este es el resultado contado por ella misma desde el corazón con su maravillosa pluma. Gracias de corazón por compartir tu historia Rebeca.

Valiente según la RAE es la persona “capaz de acometer una empresa arriesgada a pesar del peligro y el posible temor que suscita”. Y no hay mayor valentía que enfrentarse a uno mismo para descubrir lo que a lo largo de la vida nos queremos ocultar. Lo mejor de todo esto es que escondido tras los miedos, están los mayores tesoros, tus fortalezas.

¿Te atreves a descubrirte?

 contarto tarjeta claro

Anuncios